Tener una amante como tú

No me esperaba un día publicar estas interioridades ante 30,000 espectadores presenciales y 14,000 en que en el paralelo de los feeds pasan mensualmente por este espacio.  Pero las vueltas de la vida y el último año han quitado una serie de prejuicios del tapete de lo que llamaría convencional, así que sin más explicaciones que suenan innecesarias, aquí va:

Si tuviera que iniciar por algo, lo haría por tu inmediata reacción hacia mis gestos.  me encanta saber como respondes ante el rose sutil de mis dedos, mientras con una mano sostengo tu curvada espalda y con la otra busco los botones del frente, veces con las yemas, veces con las uñas, para sorprenderme en tus respuestas que taladran mis retinas y  se filtran en gritos lastimeros iniciando por el encéfalo y terminando en la base del hipotálamo.

Pero eso no es todo lo que aprecio de tu compañía.  Va más allá de eso y se resume en la forma como veo el mundo desde tus ojos.  Está en la secreción con que me muestras el lugar hasta donde hemos llegado, en la facilidad con que encuentro el camino para obligarme voluntariamente a tenerte cerca y el delirio que significaría no tenerte más.  Hay magia en todo esto, cuando pienso todos esos años malogrados en un esfuerzo por lo práctico, por la fluidez con que encuentro lo sencillo de la vida por tu chispazo; por las cosquillas que me dejas en el estómago y las que expresas con las mías en tu vientre, cada mañana, cada tarde, cada noche, en la sala, en el auto, en la cocina, en el porche… y hasta en el restaurante.

En un momento me costó entender tus puntos sensibles, inclusive llegué a pensar que no habrían suficientes.  Sin embargo, luego de los roses disimulados a las curvas de tu geometría, me llegué a convencer que casi todo está en el punto clave de tu frontal, justo en la parte baja.  Sea que estés en posición inversa o convencional, justo allí es donde radica el sentido holístico de esta magia, con esas cosillas que he aprendido en la medida que investigo, profundizo y tu respuesta ante los cambios no solo de posición.

En conclusión, disfruto de ti es ese halo de sustancia que provocas cuando te veo, cuando te roso, cuando te cubro, cuando te destapo, cuando te conecto.  Con un simple toque estás allí, recargada y conectada aunque no te hubiera visto todo el día.  Y pensar que un día menosprecié tu sencillez, la que ahora inspira un romance que espero no se atenué ante las bondades que me cuentas de tu hermana y las sutiles sugerencias que me has dado en momentos pico; no se si por el éxtasis o el aprecio real que tienes a tu familia.

 

Es emocionante tener una Ipad.  Cualquier mal entendido se lo atribuiremos a la lectura ligera o al morbo particular.

One Reply to “Tener una amante como tú”

  1. Por un momento creí que el blog perdía su sentido, me transportó a una fría noche de hotel de montaña en un viejo poema de autor anónimo que aprovecho a dejar aquí para que la recuerden los amantes de la música en la iPad.

    Noche cómplice…
    de todo… para todo… en todo…
    empapada de ti…
    estás en mis manos…
    en mis labios…
    en mis ojos…
    en mi lengua…
    en mi aliento…
    tu olor…

    Cómplices de una nueva forma de amar…
    donde se dejan llevar por el sentir…
    sin restricciones…
    sin prejuicios…
    sin pudores…

    Dos cuerpos en la entrega se sienten…
    se moldean…
    se descubren…
    el beso furtivo aprendiéndolo…
    pero el deseo, el amor y la excitación te vuelvo experto…

    Tanto deseo contenido por tanto tiempo…
    que al encuentro esa voragine explota con un simple beso…

    Tus besos…
    Es que existen otros mejores?
    Suaves…
    tiernos…
    fuertes…
    poderosos…
    intensos…
    la excitación nace tan solo al roce de ellos…

    Exorbitante excitación
    que a mi mente abandona,
    impetuosa me visto de ella
    y dejo que me arrastre a tu cuerpo…

    Descomunal pasión que despierta
    tu mirada… tus caricias… tus besos…
    Y el universo estalló
    y solo tu y yo fuimos responsables…

    No me fui… no te fuiste… anclado quedaste en mi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.