Si de contar se tratara…

…la cantidad de veces que me he equivocado.

…cuando he ofendido a otros, con alta, baja o nula intención.

…las veces que me he tropezado con la misma piedra, con el mismo pie, con la misma uña.

sería tan simple todo.

…sólo habría que tener una calculadora de abarrotería.  Sólo hacer sumas, sin regresiones, series o integrales complejas.

Los golpes que más duelen son los causados por un mal entendido.  Tragarse el orgullo, evitar discutir y dejar que gane el otro, no está en la academia.  Pero vaya que funciona como última instancia para encontrar la paz.

…también sucede que pocas veces me crucé con alguien que se cree tan libre como para tirar las piedras de esa forma.

el santo

Estoy bien, solo que el parseo parece no funcionar siempre con réplicas de una base de datos que perdió su integridad y se quiere remendar a puro SELECT FROM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.