Open Planet, 77 páginas para cambiar de pensamiento

Ha sido un año muy activo en las jornadas gvSIG, hemos tenido en Italia, Reino Unido, Francia –en el marco de los países francófonos– , Uruguay, Argentina y Brasil -de ámbito Latinoamérica- y como es tradición, está aquí la edición de Open Planet que acompaña a las recientes jornadas internacionales de gvSIG.  Pero no es tradición su contenido, construyo el artículo usando algunas de las citas que me han parecido insalvables, que retiñen al slogan y campaña que la Fundación gvSIG ha sostenido en los recientes meses:

«Conquistando espacio»

Pero consideramos que no es suficiente, que es necesario dar un paso más. Y así es, como proyecto queremos y trabajamos para conquistar nuevos espacios, espacios todavía  no ganados por la geomática libre y reservados a aquellos que especulan con el monopolio del conocimiento. Ha llegado
el momento de no conformarse, de seguir trabajando y organizándonos para que el conocimiento, la tecnología, la geomática sean un bien universal, al alcance de todos. Sin renunciar a nada

La revista  nopen planet gvsigos parece una valiosa sistematización de los principios a los que la Asociación le está apostando, teniendo en cuenta que a quienes se debe cambiar el disco primero es a los usuarios, que en una gran mayoría no tienen la oportunidad de atender una jornada con el lujo de contenido como lo fue las recién pasadas.  También nos parece consecuente con el paso siguiente, en continuidad de los principios que nos recuerdan los nombres de las jornadas anteriores:

  1. Compartimos conocimiento
  2. Construyendo realidades
  3. Seguimos creciendo
  4. Consolidar y avanzar
  5. Avanzando juntos
  6. Conocer para transformar

A la verdad, la apuesta es un reto fuerte, inclusive muchos lo considerarían iluso.  Pero las coyunturas actuales nos hacen recordar que hace unos años el gvSIG que ahora tenemos era también un sueño en la cabeza de unos pocos; y no me refiero al software sino a un proyecto con una visión de sostenibilidad basado en la internacionalización e implantación de un nuevo modelo de colaboración. Como lo dice Gabriel Carrión, «Hace 7 años creían que nos íbamos a estrellar con nuestra propia voluntad… pero al día de hoy hemos conseguido llegar a un punto que se veía como irrealizable. Como decía el lema de las segundas jornadas estamos “construyendo realidades”.

Yo mismo he sido un crítico desde hace un tiempo de lo que a mi criterio ha sido la debilidad de los proyectos OpenSource: La Sostenibilidad.  Pero debo reconocer, no solo por los hechos sino por mis percepciones pesimistas de hace un tiempo, que escuchar la calidez con que los usuarios hablan de como se compenetraron con gvSIG en Italia, Rusia, Costa Rica, México, Uruguay, Argentina, Perú, Brasil, Chile, Colombia y Bolivia es un aliciente valioso de la madurez que la comunidad ha logrado.  Esa comunidad que conformamos todos, desde nuestros diferentes contextos:

…geográficos, lingüísticos, usuarios, desarrolladores, empresas, universidades; los técnicos y los gestores …una suma que conforma un colectivo que empuja con fuerza en cada una de sus parcelas en pos del interés común.

De lo mejor que esta edición trae son las experiencias de usuarios, me llena de satisfacción la iniciativa de México donde seguro hay que entrar con mucha fuerza, saber que ha sido abierta la puerta por medio de la Universidad Veracruzana de Xalapa… ya veremos que pasa porque mucho de lo que sucede en México replica en Centroamérica casi por inercia.  También me parece interesante el proyecto «La Pala y el Melón», que a iniciativa de una niña de 10 años le dará lecciones importantes no solo a Costa Rica sino al continente entero.

Recomiendo bajar la revista, leerla, disfrutarla y pese que cada uno vivimos un entorno diferente, hay muchas cosas que aprender allí.

¿Qué le impide al software libre convertirse en una opción real en todos los ámbitos profesionales?

Trabajar con software libre pero manteniendo los esquemas del software privativo no resulta una buena práctica…

Buscar que las pymes que apuestan por el software libre dejen de verse exclusivamente como competencia entre ellas…

¿Será la Asociación gvSIG una asociación que responda al nuevo modelo?

Lo cierto es que a nivel técnico o tecnológico, la comunidad ha demostrado estar a la altura.  Ahora se trabaja en dar el paso siguiente hacia la organización empresarial; en esto sin duda el reto es complejo pero todos coincidimos con el pensamiento de la Fundación: es mejor ir juntos, o como mejor lo dijera Esopo hace 2,600 años: “La unión hace la fuerza”.

Ahora se vuelve interesante, la consolidación y aceptación de modelos.  Está en juego la palabra «Colaborar», que lo vemos claro en las empresas prestadoras de servicio, con quienes creo se logrará alta fidelidad y beneficios en ambas vías luego de un arduo trabajo y entendimiento de divergencias –y seguro algo de tolerancia-.  Si embargo hay tela que cortar, como es el caso de nosotros que tocamos la trompeta para que otros sepan, y que respondemos a una comunidad que pregunta no solo por soluciones libres sino –y en su mayoría– por soluciones privativas; aquí habrá que encontrar alianzas interesantes y equilibrio, puesto que no se busca asesinar a nadie sino que todos compitan en igualdad de condiciones; sin que para ello dejemos de ser «colaboradores».

¿Colaborar es alejarse del software privativo?

Soy consciente que la mayor cantidad de usuarios que visitan Geofumadas, trabajan con AutoCAD, ArcGIS, Microstation o Google Earth, también soy consciente que  gran parte de ellos hacen uso ilegal de licencias.  Pero también soy un convencido que tener un público amplio es el mejor lugar para dar a conocer en igualdad de condiciones las bondades que tiene tanto el software privativo como el abierto; porque (por ahora) el primero es necesario para la sostenibilidad del sector y el segundo es el modelo que cambiará nuestra forma de ver los negocios en los próximos 15 años.

El caso geoespacial es envidiable, pues las soluciones GIS han superado las expectativas del software de marca, pero el campo de la ingeniería es amplio y hasta la fecha los CAD libres están lejos de ser una competencia fuerte, que no decir de los rubros de ingeniería…

Justo a esta hora, más o menos entendemos hacia donde caminará el OpenSource, como también entendemos que ambos modelos (es el reto) convivirán a futuro aunque poco a poco en igualdad de condiciones.   Quizá suene difícil para unos pensarlo así, pero es igual como si pensáramos que a futuro habrá Hardware Open Source, ¡Una locura!, eso pensábamos hace 15 años.

Aquí se puede descargar la revista

http://jornadas.gvsig.org/descargas/revista

Aquí se pueden seguir las comunidades geográficas.

Argentina
Brasil
Costa Rica
Italia
Rusia
Uruguay
Paraguay

La primera comunidad lingüística (Francófona)

La primera comunidad temática (gvSIG Campus)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.