Los robots llegaron para quedarse

irobots

Hace unos meses National Geographics dedicó su portada al tema y unas cuantas páginas para hablar de cuanto la robótica ha avanzado para fines prácticos.  Claro, no tiene nada que ver con lo que las series de televisión de los 80’s mostraban, predecían  que para esta época íbamos a tener robots con formas humanas, interactuando con nosotros, pensando e inclusive invadiendo el mundo para tomar control.

Pero la idea original de los robots ha avanzado cada día, en la industria hace mucho lo vemos, para mecanizar procesos.  Empresas como iRobot han hecho que estos lleguen para fines más cotidianos.  La otra vez que estaba en Houston, con un amigo que tiene una perra simpática, pero que deja pelos por todas partes, nos poníamos a geofumar sobre el porqué estos juguetes han llegado a ser tan importantes en este mundo, y a precios mucho más bajos de lo que costaría hacer esas rutinas con personas vivas.  Entre los usos más comercializables está la milicia, la limpieza doméstica, limpieza industrial, seguridad privada, comunicación remota e investigación.

Los usos militares

La necesidad de salvar vidas ha hecho que se desarrollen juguetes que detectan minas, hacen recorridos semiautónomos, escanean en 2 y 3 dimensiones, generan mapas, esto no solo en tierra sino por aire y en el ambiente marino.  En mayo de este año, la empresa Irobots reportó que tiene un pedido de las armada estadounidense por 16.8 millones de dólares.  Para muestra al menos tres ejemplares en acción.

iRobot Warrior

iRobot Negociator

iRobot Ranger

img20 img23 img25
Puede manipular una roca de hasta 150 libras, véanlo interactuar con un objeto explosivo. Pueden subir gradas. Ideal para enviarlos a explorar no solo para fines militares sino para seguridad pública Puede detectar minas en el mar, e inclusive puede generar información para modelo digital submarino.

Los usos caseros de los robots

Pero nadie de nosotros tiene muchos planes de comprarse un objeto de esos, porque no somos militares.  Pero las tareas comunes, cansadas, rutinarias y que nos quitan la paciencia han sido las primeras donde se ha incursionado el mundo de la robótica.  Barrer, aspirar la alfombra, cortar el césped y limpiar los canales o la piscina son rutinas que en los primeros dos años de casado yo hasta disfruté hacerlos.  Pero la frecuencia que requiere, el tono de quien te lo pide o el precio que hay que pagar por que alguien lo haga se vuelve tedioso.

Y allí es donde entra el mercadeo de estos productos, porque el tiempo en estos días es muy valioso para estar gastándolo en limpiar la pelusa del gato todos los días.  Veamos algunos ejemplos: 

iRobot Roomba

iRobot Looj

iRobot Berro

img8 img10 img12
Aspira la alfombra, como si fuera una empleada experta.  Con la diferencia que sus sensores tienen la precisión de saber cuando requiere otra pasada sin dejar un centímetro por fuera. Este me encanta, limpia los canales, solo hay que colocarlo en el extremo y se desplaza como un esposo heroico eliminando el resultado de meses de intemperie. Puede limpiar el fondo de piscinas, solo hay que meterlo y éste se encarga de remover polvo, cabello e inclusive algas y bacterias.

Variaciones de estos como el Scooba y DirtDog hacen labores de barrido, limpieza en peores condiciones y corte de césped.  Aparte de accesorios extra que son todo un arte.

El precio

Un empleado que realiza la limpieza de la piscina dos veces por mes, corta el césped una, limpia la alfombra dos veces por semana y barre el sucio del garaje, pelos y restos de la mascota cada día podría estar cobrando en un país medio desarrollado no menos de $6 la hora, suponiendo que trabaja 7 horas por día, 6 días por semana significaría al mes $1,000 más beneficios laborales conexos, mientras que en un país en vías de desarrollo podría andar por los $300.  Estos juguetes andan costando la mitad de eso, y esta razón está haciendo que personas que no quieren gastar su valioso tiempo en recoger la pelusa del perro opten por invertir en un robot que van desde los $300.

La oportunidad para desarrolladores

aware1 En caso de que alguien desee hacer modificaciones, la arquitectura de estos juguetes es abierta y permite crear rutinas más especializadas.

Empresas dedicadas a la prestación de servicios de limpieza podrían personalizar la funcionalidad mediante Aware 2.0 y empresas que desarrollan accesorios podrían hacer muchas más maravillas.

Y yo… ¡quiero uno!

Ir a iRobot >> 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.