Fin del mundo 2012 ¿Y si los mayas tuvieran razón?

Tengo un amigo con quien es grato elucubrar sobre las conspiraciones reales de nuestros políticos de turno e imaginarias de la superstición de nuestros pueblos.

Una de estas es el hecho que los Mayas predijeron en su ciclo de cuenta larga, que luego de 5,125 años el mundo acabaría, fechado para el 21 de Diciembre de 2012 y que con el tiempo la gente de la Nueva Era y Gnósticos han dado un contexto delicioso para una tarde de ocio. Al respecto, me encantó en mi último viaje a Guatemala un creativo banner en el aeropuerto que decía: “2012 no es una fecha. Es un lugar”, con el que el turismo ha vuelto los ojos para beneficio de la economía y la cultura local.

mayas

Así que, aquí mis 4 posturas respecto al fin del mundo de los Mayas:

1. Primero, mi respeto por esta cultura que cuando los mejores desarrollos de investigación científica de Europa discutían si la tierra era redonda, pudieron definir un calendario tan fumado, un solsticio tan especial que coincide con el punto cuando el sistema solar pasa del otro lado del eje de la vía láctea.

Diferente a la rueda calendárica de 52 años aún usada hoy entre los mayas, la cuenta larga fue lineal, casi cíclica, y calculaba el tiempo en unidades de 20: 20 días hacen un uinal, 18 uinales (360 días) hacen un tun, 20 tunes hacen un k'atun, y 20 katunes (144 000 días) hacen aproximadamente un b'ak'tun. De esa manera, la fecha maya de 8.3.2.10.15 representa 8 baktunes, 3 katunes, 2 tunes, 10 uinales y 15 días.

No se me ocurre una idea como llegaron a eso, con una observación estelar, sin evidencias actuales de telescopios o aparatos que pudieran ayudarles a registrar posiciones con tal precisión. Y luego de ver muchas inscripciones subliminales y templos cuyas piedras parecen haber sido cortadas con rayos laser y colocadas con grúas de alta precisión. Como descendiente contextual de ellos, me siento orgulloso de su legado, aunque el tiempo ha demostrado que si nos hacen un estudio antropológico encontrarán que su costumbre de construir una ciudad sobre la anterior, nuestros políticos la llevan en el ADN y por eso destruyen las buenas ideas cada 4 años de gobierno, reemplazándolas por otras de menor calidad y cual más tiradas de los cabellos.

Y que con toda la capacidad científica, para predecir fechas lejanas; o se fueron en una nave espacial o no pudieron predecir que destruir la ecología sería el colapso de su civilización. Lo que parece que sí predijeron porque en unos años podría sucederle al planeta entero; cosa que a nadie le extrañaría y por lo que nadie está haciendo nada.

Si hay algo interesante en esto, es que el velo de misterio de esta y otras civilizaciones nos convence que hay mucho que otra gente supo antes, y que con el tiempo apenas hemos aprendido a redescubrir o reinventar.

2. Segundo, la mitad de estas cosas son producto de la imaginación.

Si pudiéramos ir 2,500 años antes de Cristo a Copán, nos entrevistamos con el abuelito de Marcel Pérez y le preguntáramos qué significaba para ellos el 21/12/2012 quizá nos diría: “Mire m’ijo, ahorita yo estoy muy ocupado tratando de investigar fechas relacionadas con la lluvia, porque si no lo hago nos morimos de hambre

Esto no es nuevo, siempre hubieron predicciones de fin del mundo. El contexto apocalíptico ha sido integrado recientemente a esta fecha de los Mayas, que también figura en otros contextos con similar coincidencia. Igual que antes fuera para 1999, nada pasó; cuando el Y2K lo único que me dejó en el pesar fue que SAICIC 3.1 para DOS no pudo ya ejecutar la explosión de insumos. Pero nada catastrófico pasó.

Pero debo admitir que es sumamente divertido, al humano le gustan estas vainas. Me encantó la película “Knowing”, me ha entretenido el cinturón fotónico y saber que una generación identificaba que el sistema solar tenía un planeta llamado Hercóbulus, cuya órbita es en otro plano pero que en esta fecha le corresponde pasar… y aunque ya deberíamos haberlo visto con nuestros supertelescopios, le dará en la madre al planeta en menos de 12 días. Sonrisa

3. Tercero, Disfrutemos la vida.

Este 20, tengo una de las últimas reuniones cuando estaré con todo mi equipo de campo. El próximo no podré tenerlos a todos y una vez más les diré que la crisis Española nos tiene algo recortados. Pero de nuevo les daré las gracias por convertir sus buenas intenciones en habilidades técnicas con las que han traído desarrollo a más de 50 municipios… sea con una cinta métrica, con una ficha catastral, una calculadora o una estación total robótica.

Luego me iré a disfrutar la vacación con mis hijos, me acostaré sobre el pasto y cuando se lancen sobre mi recordaré que:

…la vida se disfruta en el momento, no hay tiempo para suponer si los mayas tenían razón.…y si la tenían, sin Internet, sin satélites, sin energía eléctrica, sin Twitter ni Geofumadas… no habrá forma de comunicarlo.

Nos vemos por aquí el 22, cuando espero lanzar mis predicciones tecnológicas para 2012 y las metas que tengo para mis hijos en un año que seguro será mucho mejor.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.