Organización de dibujos con AutoCAD – Sección 5

24.3 Administración de referencias externas

Cuando un dibujo contiene numerosas referencias externas y éstas, a su vez, un buen número de capas y diversos elementos, su control podría llegar a complicarse. En muchos casos, además, es posible que usemos una referencia externa en un dibujo para efectos de cotejar con otra parte en diseño, pero que una vez cotejado no tenga sentido mantener la referencia en pantalla durante determinado tiempo. Recuérdese que las referencias externas no sólo consumen tiempo de redibujado en pantalla, sino también pueden llenarla de elementos que, por periodos, es inútil mantener. Considerando además que esa es la idea que subyace en las referencias externas, de servir como una referencia que no se requiere permanentemente en el trabajo, éstas deben poder ser fácilmente descargadas (o recargadas nuevamente, según el caso) o incluso eliminadas del dibujo. Para estas y otras tareas, Autocad incluye un cuadro de diálogo que sirve, precisamente, para administrar las referencias externas. El comando correspondiente es Refx.

Por su parte, es muy probable que una vez concluido un proyecto de diseño, se integre todo en un solo archivo de Autocad, convirtiendo las referencias externas en parte intrínseca del dibujo final, como si fuera un bloque. Así se evita el peligro de que el archivo sea editado o borrado en la red. Para unir una referencia externa al dibujo, usamos la opción correspondiente del menú contextual que vimos en el menú anterior.

La diferencia entre ambas opciones es la manera en que se van a integrar los objetos de la referencia en el dibujo actual. En ambos casos con la referencia se integran todos sus bloques, capas, estilos de texto, vistas, SCP y otros objetos con nombre que contenga. Si elegimos Unir, el nombre de todos estos objetos estará precedido por el nombre del archivo de la referencia. Si usamos Insertar, el nombre del archivo desaparece quedando sólo el nombre del objeto. El riesgo es que el dibujo actual tenga capas, bloques u estilos de texto, entre otros, que se llamen igual, con lo que esas definiciones de la referencia a unir desaparecerían (ya que el dibujo actual tiene prioridad sobre la referencia).
Me parece que, por un principio de orden, los usuarios siempre deberían elegir Unir sobre Insertar, aunque eso depende de los métodos de trabajo que cada quién adopte.
Finalmente, habrá otros casos, en cambio, en donde convenga no unir la referencia externa completamente, pero sí aprovechar y unir a nuestro dibujo actual sus estilos de texto, los bloques que contenga, sus tipos de línea cargados e incluso algunas de sus capas con todo y sus parámetros ya elaborados.
Para aprovechar estos recursos individuales que una referencia externa puede contener, usamos el comando Unirx, aparece un cuadro de diálogo que presenta una lista clasificada de los objetos de la referencia que pueden unirse al dibujo actual. El procedimiento entonces es claro: se hace clic en el objeto deseado y se pulsa el botón Añadir.
Una vez unido el objeto al dibujo actual, ya no importa si la referencia es eliminada, ya que éste pertenece al dibujo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.