CAPITULO 9: REFERENCIA A OBJETOS

 

Si bien ya hemos revisado varias técnicas para dibujar con precisión distintos objetos, en la práctica, conforme nuestro dibujo va adquiriendo complejidad, los nuevos objetos suelen crearse y ubicarse siempre en relación a lo ya dibujado. Es decir, los elementos ya existentes en nuestro dibujo nos dan referencias geométricas para los objetos nuevos. Con mucha frecuencia podemos encontrarnos, por ejemplo, que la siguiente línea surge a partir del centro de un círculo, de determinado vértice de un polígono o del punto medio de otra línea. Por eso, Autocad ofrece una poderosa herramienta para señalizar con suma facilidad dichos puntos durante la ejecución de comandos de dibujo llamada Referencia a objetos.

La Referencia a objetos es pues un método clave para aprovechar los atributos geométricos de objetos ya dibujados para la construcción de objetos nuevos, pues nos sirve para identificar y utilizar puntos como el punto medio, la intersección de 2 líneas o un punto tangente entre otros. Cabe decir además que la Referencia a objetos es un tipo de comando transparente, es decir, puede invocarse durante la ejecución de un comando de dibujo.

Una manera rápida de aprovechar las distintas referencias a objetos disponibles, es utilizar el botón de la barra de estado, la cual permite activar referencias específicas, e insistimos, aun cuando ya hayamos iniciado un comando de dibujo. Echemos un vistazo preliminar.

Veamos un ejemplo. Dibujaremos una línea recta cuyo primer extremo coincidirá con el vértice de un rectángulo y el otro con el cuadrante a noventa grados de un círculo. En ambos casos activaremos las referencias a objetos necesarias durante la ejecución del comando de dibujo.

La Referencia a objetos permitió construir la línea con toda exactitud y sin preocuparnos realmente por las coordenadas, ángulo o longitud del objeto. Ahora supongamos que deseamos añadir un círculo a esta pieza cuyo centro coincide con el círculo ya existente (se trata de un conector metálico en una vista lateral). De nueva cuenta, un botón de Referencia a objetos nos permitirá obtener dicho centro sin recurrir a otros parámetros como su coordenada cartesiana absoluta.

Las referencias a objetos que pueden activarse con el botón y su apariencia pueden verse enseguida.

Además de la anteriores, tenemos algunas otras referencias a objetos en un menú contextual si, durante un comando de dibujo, pulsamos la tecla “Shift” y luego el botón derecho del ratón.

Una característica peculiar de algunas de las referencias que aparecen en este menú es que no aluden estrictamente a los atributos geométricos de los objetos, sino a extensiones o a derivaciones de éstos. Es decir, algunas de estas herramientas identifican puntos que sólo existen bajo ciertos supuestos. Por ejemplo, la referencia “Extensión”, que vimos en un video anterior, muestra, precisamente, un vector que señala el sentido que tendría una línea o un arco si fueran más extensos. La referencia “Intersección ficticia” puede identificar un punto que realmente no existe en el espacio tridimensional como también vimos en video.

Otro ejemplo es la referencia “Medio entre 2 puntos”, la cual, como su nombre indica, sirve para establecer el punto medio entro dos puntos cualquiera, aunque ese punto no pertenezca a ningún objeto.

Un tercer caso que funciona en el mismo sentido, es decir, el de establecer puntos que se derivan de la geometría de los objetos pero que no pertenecen a éstos precisamente, es la referencia “Desde”, que permite definir un punto a cierta distancia de otro punto base. Por lo que esta “Referencia a objetos” puede usarse además en combinación con otras referencias, como “Punto final”.

En versiones anteriores de Autocad, era muy común activar la barra de herramientas “Referencias a objetos” e ir pulsando los botones de las referencias deseadas a la mitad de un comando de dibujo. Esta práctica aún puede hacerse, aunque la aparición de la cinta de opciones de la interfaz tiende a despejar el área de dibujo y a disminuir el uso de las barras de herramientas. En vez de ello, ahora puede utilizar el botón desplegable de la barra de estado, como hemos ilustrado antes. Sin embargo, Autocad también ofrece un método para activar automáticamente una o más referencias para ser utilizadas permanentemente al dibujar. Para ello debemos configurar el comportamiento de la “Referencia a objetos” con la ceja correspondiente del cuadro de diálogo “Parámetros de dibujo”.

Si en este cuadro de diálogo activamos, por ejemplo, las referencias “Punto final” y “Centro”, entonces esas serán las referencias que veremos automáticamente cuando iniciemos un comando de dibujo o de edición. Si en ese momento deseamos usar otra referencia, aún podemos valernos del botón de la barra de estado o del menú contextual. La diferencia es que el menú contextual sólo activara la referencia a objetos deseada temporalmente, mientras que el cuadro de diálogo o el botón de la barra de estado las dejan activas para los siguientes comandos de dibujo. Sin embargo, no conviene activar todas las referencias a objetos en el cuadro de diálogo, menos aún si nuestro dibujo contiene una gran cantidad de elementos, ya que la cantidad de puntos señalados puede ser tan grande, que la efectividad de las referencias puede perderse. Aunque cabe señalar también que cuando existen muchos puntos de referencias a objetos activos, podemos ubicar el cursor en un punto en pantalla y luego pulsar la tecla “TAB”. Esto obligará a Autocad a ir mostrando las referencias cercanas al cursor en ese momento. A la inversa, tal vez haya momentos en que deseemos desactivar todas las referencias a objetos automáticas para, por ejemplo, tener plena libertad con el cursor en pantalla. Para esos casos, podemos usar la opción “Ninguno” del menú contextual que aparece con la tecla “Shift” y el botón derecho del ratón.

Por otra parte, es evidente que Autocad señala un punto final, por ejemplo, de un modo distinto a como señala un punto medio y éste a su vez se distingue claramente de un centro. Cada punto de referencia tiene un marcador específico. El que dichos marcadores aparezcan o no, así como el que el cursor sea “atraído” hacia dicho punto, está determinado por la configuración de AutoSnap, que no es otra cosa más que la ayuda visual de la “Referencia a objetos”. Para configurar AutoSnap, usamos la ficha “Dibujo” del cuadro de diálogo “Opciones” que aparece con el menú de inicio de Autocad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.