La gestión del conocimiento, el mundo ha cambiado

Vivimos una época donde estructuras arcaicas de gestión del conocimiento deben ser modificadas.  Hay entornos donde todavía se quiere preservar prácticas al estilo de nuestros antepasados, cuando el conocimiento se concentraba en una élite y se le vendía a los habitantes bajo dogmas de manipulación.  En caso como mis antecesores Mayas, con todo y su increíble avance que este año los ha puesto de moda, hasta llegaron a tapar la gloria del Rey anterior construyendo una ciudad encima, bastante parecido a lo que hacen los gobiernos en turno –sin alusiones, pero que tampoco se hagan los m**jes-.   🙂

Es bueno ver esfuerzos de colegas en diferentes partes del contexto hispano, que inician sus blogs para devolver parte del conocimiento y experiencia adquirida; a ellos animamos a no descuidar sus iniciativas, aunque sea una vez por mes, hay que insistir con un nuevo artículo.  Así nació Geofumadas en 2007, mucho después que lo hicieron grandes sitios como Cartesia.org que existe desde 2001 y GabrielOrtiz.com que llegó en 2003.  Nadie puede negar que en estos sitios aprendió algo nuevo, que amplió su conocimiento, que compartió los suyos, que conoció contactos importantes y que creció en cuanto a criterio profesional; gracias que hasta ahora estos sitios han mantenido para promover la legalidad del uso de licencias y respeto a los gremios profesionales.

El otro día nos reíamos en un café virtual con Gabriel y Tomás, sorprendidos que en suma los tres sitios (Cartesia, GabrielOrtiz y Geofumadas) acumulamos más de 230,000 visitas mensuales, más del 90% provenientes del medio hispanohablante.  Un ejercicio interesante en nuestro contexto que seguro otros entornos quisieran tener, puesto que colocar herramientas que permitan la difusión del conocimiento ha sido una constante entre estos sitios, manteniendo un respeto mutuo de complementariedad.

Esperamos que la evolución de los modelos de comunidades de aprendizaje, tal como están sucediendo con Internet encuentren puntos de equilibrio entre el incentivo a la creación de contenidos, la promoción licencias de libre distribución y la rentabilidad de los servicios privativos.  No dudamos que todos son necesarios, pero nunca antes tuvimos un mundo globalizado e interconectado como lo es ahora, por lo que la urgencia por revisar la legislación internacional para la gestión del conocimiento es un reto fuerte; y parece que con el antecedente del cierre de Megaupload los hispanos tendremos mucho que decir.manual de estacio ntotal

Que no está tan fácil que digamos, es fácil justificarle su ignorancia a Bon Jovi cuando dijo que Steve Jobs destruyó la industria musical con el invento del iPod; solo hay que recordar lo que costaba en un país hispano comprar aquel increíble disco «New Jersey» en 1988, y el acceso que ahora se tiene a poder comprar solamente las canciones de nuestro gusto en Amazon.  En ese caso es apenas contenido para el ocio, por el que nadie morirá, sin embargo esa limitante de la industria en poder llegar hasta el público consumidor sus productos que constituyen un valor cultural o conocimiento para el desarrollo… va para largo, convirtiéndose en un círculo vicioso entre los altos precios, la piratería y el desequilibrio en el poder adquisitivo.

Son necesarias nuevas formas de democratizar el conocimiento, con innovadoras alternativas para que siempre sea sostenible el aspecto mercantil pero con consciencia de los contextos socioeconómicos.  Esa razón ha impulsado a los movimientos Open Source y los espacios de compartimiento colectivo que han sido mal interpretados por la legislación privativa o mal aprovechados por los usuarios que no quieren comprar un libro que cuesta US$ 20 o un antivirus que vale US29.

Como ejemplo de lo que representa la democratización del conocimiento les quiero dejar este caso:

Manual de Operación de la Estación Total

Hace un tiempo (en 2008), con uno de mis técnicos desarrollamos una versión inicial de este documento, con una orientación al catastro, lo publicamos aquí con opciones para descarga vía Scribd cuando aquel servicio era totalmente gratuito.

Allá ha sido leído 55,400 veces, pero una gran sorpresa para mí ha sido encontrar ahora una nueva versión trabajada gracias al esfuerzo de Leopoldo Hernández y:

  • Tania Cilin Gordillo
  • Carlos Eduardo Vargas
  • Juan Antonio Chompa

El contenido fue ampliado en gran manera, incluyendo imágenes significativas de campo, así como las explicaciones de pasos con detalle que desborda la generosidad, de 35 páginas ahora es un documento de más de 70. 

Entre los cambios se incluyó más explicaciones en cada paso, entre ellos la descarga de datos usando el software Prolink y se le sumó la construcción del cuadro de rumbos usando CivilCAD.

manual de estacio ntotal

Un buen ejemplo de lo que implica el aporte colectivo de la comunidad.  El documento pudo haber terminado en el olvido de un disco duro para uso personal; al igual que para estos chicos haberlo mejorado y mantenerlo privativo a los servicios profesionales que prestan.

Pero devolverlo a la comunidad con la misma voluntad representa un nivel de madurez que es digno de rescatar.

 

En la medida que los hispanos tengamos apertura a la colaboración, ayudaremos a democratizar el conocimiento y también generaremos desarrollo a nuestro contexto… que mucho lo necesita ante la invasión de las economías globalizadas.  Aunque siendo honestos, no se ve claridad como tomar el liderazgo para incidir en la legislación internacional bajo argumentos convincentes.

El manual se puede ver en este enlace

Hay hay más contenidos por allí, sugiero le echen una mirada a estos otros dos:

Instructivo paso a paso con la Estación Total Leica TS Flex-Line

Replanteo de puntos con Estación Total Topcon Series GTS

One Reply to “La gestión del conocimiento, el mundo ha cambiado”

  1. Muy buena aportación, bastante ilustrativa, te lleva paso a paso. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.