gvSIG: Gajes de este y otros oficios

Copia de IMG_0818 La forma como han madurado las herramientas libres es interesante,  hace algunos años, hablar de GIS libre, sonaba como a UNIX, en voz de Geek y en un nivel de desconfianza por temor a lo desconocido.  Todo eso ha cambiado mucho con la diversidad de soluciones que han madurado no solo en la construcción de rutinas comúnmente esperadas sino innovadoras estrategias de masificación, testeo y adaptación a la inteligencia colectiva basada en el intercambio.  El OSGeo y los estándares OGC son resultados de esa madurez.

Sucede que ahora con mucha confianza podemos recomendar soluciones de código abierto que son eficientes (QGis o gvSIG para poner dos ejemplos), hay una diversidad de donde elegir, aunque también somos conscientes que en unos años muchas serán descontinuadas o se fusionarán bajo la sombra de las más sostenibles (ejemplo los casos de Qgis+Grass y gvSIG+Sextante).  El tema quienes sobrevivirán debe ser considerado seriamente hoy día, pues la fidelidad tiene su límite, la sostenibilidad del software GIS bajo modalidad open source se basa en pilares como: La tecnología, el negocio y la comunidad. 

pilares vrs retos

La sostenibilidad tecnológica de alguna forma es controlable, o al menos parece que ya no nos asusta su loco ritmo de hacer obsoleto un desarrollo cada 5 minutos.  Pero hemos aprendido a entender, que también esto es una forma de limpiar el escenario y las aplicaciones que tienen problemas de sostenibilidad van saliendo del camino, aunque es doloroso para los fieles.  Para poner un ejemplo Ilwis, que con todo y sus méritos, le está costando salir de Visual Basic 6.

La sostenibilidad financiera, o lo que llamamos negocio, de forma sorprendente ha caminado.  Ahora existen muchos proyectos que se sostienen a puro voluntariado, mediante fundaciones, proyectos formalmente constituidos o inclusive simples botones de “colabore vía Paypal”.  A este nivel es admirable el caso de gvSIG, que como parte de un proyecto grande de migración al software libre, tiene una sostenibilidad financiera bastante bien planificada.

Pero la sostenibilidad de la comunidad pareciera ser el eje más complejo de controlar, porque no solo depende del “creador” sino porque tiene gran influencia en el campo tecnológico (en ambas vías) y puede hacer difícil manejar el tema financiero.  Los expertos financieros y tecnológicos son formados por la academia, y son ciencias si no exactas, teóricamente definidas.  El concepto de “este tipo de comunidad”, surge a partir de la masificación de Internet y la consolidación de tendencias que evolucionaron de forma natural como resultado “de la comunidad”; de modo que el eje es interdisciplinario, entre la comunicación, educación, mercadotecnia, tecnología y todo con un aderezo de psicología social.

Mis respetos para quienes están detrás de esta línea, con proyectos como es el caso de gvSIG, cuya expectativa de internacionalización es sumamente agresiva.  Debo admitir que es uno de los proyectos por los que guardo mi más sincera admiración (aparte de los gajes de este oficio), considero que han logrado mucho no solo en el medio hispano (que de por sí es complicado).

Una de las líneas de este eje (y la única que voy a tocar hoy) es el tema de “fidelidad del usuario” a través del intercambio recíproco de información.  Medir esto debe ser muy complicado, así que me voy a basar en un ejercicio más absurdo que simple:

-La Wikipedia es alimentada por la comunidad. 
-El usuario fiel a un software, que gusta comunicar, escribe de éste. 
-En el entorno de comunidad, todos los usuarios fieles a ese software, aportarán a él en la Wikipedia.

Es un absurdo, lo sé, pero quiero ponerlo de ejemplo, pues aunque la Wikipedia es muy criticada por los catedráticos como fuente fideligna, su contenido cada día se vuelve la primera referencia y cumple un papel importante en la relación usuario-búsqueda-contenido.

Entonces, he usado de punto de partida la página “sistemas de información geográfica”, luego he ido a cada una de las páginas de 11 programas y he contado el número de palabras allí existentes, desde el tema hasta las referencias de categoría.

En casi 5,000 palabras que suman, el resultado es el siguiente:

GvSIG + Sextante

1,022

21%

Local GIS

632

13%

Geopista

631

13%

Qgis + Grass

610

12%

Jump

485

10%

Ilwis

468

10%

Kosmo

285

6%

Capaware

276

6%

Generic Mapping Tools

191

4%

MapGuide Open Source

172

3%

SAGA GIS

148

3%

Total

4,920

 

Observen que la suma de GvSIG + Sextante se llevan el
21%, no es de extrañar, si recordamos que estos han sido proyectos que han dedicado mucho a la documentación organizada de información en sus web oficiales, han invertido en sistematización del proceso, manuales, listas de usuarios y muchos otros esfuerzos por la internacionalización.

También podemos ver que QGis + Grass se quedan atrás, su difusión más fuerte no es precisamente en el medio hispano, a pesar que Grass es quizá el GIS Open Source más antiguo que sigue con vida.

Este es solo el tema de fidelidad basada en la reciprocidad, y viendo solo como ejemplo la Wikipedia.  Como vemos, y con satisfacción, gvSIG + Sextante tienen una influencia importante en el medio hispano.  Posiblemente veríamos un comportamiento similar en las redes sociales, blogs, revistas informáticas y foros de discusión, aunque, claro que esto genera un mayor grado de responsabilidad por la comunidad.

Pero el hecho que “nuestros gajes” nos lleven a cuestionar aspectos relativos a la comunicación, no intentan sugerir que somos expertos en el tema de sostenibilidad.  Es parte de ser “comunidad”, son las reacciones comunes de quienes esperamos con mucha fe en proyectos de este tamaño (aunque, lo admito, no justifica el tono).

Posiblemente es necesario poner atención a la difusión de información, que se filtra por los diferentes canales que promueven la iniciativa (como el caso de Geomática Libre Venezuela) o comunicaciones no formales en las listas de distribución que se convierten en verdades no oficiales y que crean expectativas.  Esto y más pequeñeces se arregla mediante políticas de comunicación institucional, en el que hay que reconocer los “canales de la comunidad” tanto a favor como en contra, para asegurar parte de esa sostenibilidad.

Es adecuado revisar como la comunidad reacciona ante la difusión, porque la comunidad es un elemento vivo, tiene un comportamiento parecido al de las personas, reacciona, piensa, siente, habla, escribe, se queja, se alegra y sobre todo tiene expectativas en el proyecto.  Un ejemplo de como se crea una expectativa:

-Que es lo malo de gvSIG 1.3, que ya vimos gvSIG 1.9
-Qué es lo malo de gvSIG 1.9: que es inestable
-Que es lo malo que esté inestable: que no sabemos cuando lo estará
-Momento: parece que ya luego lo estará.
-Cuando estará…

Es necesario revisar el tema de comunidad, en un proyecto así de grande, con una alcance internacional, multicultural.  La comunicación constante de forma oficial nunca está de más, si aporta a la sostenibilidad de la comunidad.

Finalmente el post original que me ha movido a tocar el tema he debido eliminarlo, luego de que los remiendos hayan sido casi imposibles y el hilo nuevo incompatible con la tela desgastada. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.