Eligiendo un proveedor para correo masivo – experiencia personal

El objetivo de toda iniciativa comercial que hace presencia en Internet, siempre es y será generar valor.  Esto aplica tanto para una gran empresa que tiene un sitio web, que espera traducir visitantes en ventas, como para un blog que espera tener nuevos seguidores y conservar fidelidad en los ya existentes.  En ambos casos, la gestión de suscriptores para enviar correos masivos es un reto sumamente serio, considerando que una mala decisión puede finalizar desde una penalización por parte de los motores de búsqueda hasta el cierre del sitio por infringir políticas de la legislación del país donde está hospedado el sitio.

Por la importancia de este tema, he pensado en este artículo, que si alguien lo hubiera escrito para mí hace unos años, me hubiera evitado un problema que me llevó a cambiar de proveedor de dominio, tener el sitio cerrado por una semana y volver a recuperar la imagen ante los buscadores, en lo particular Google.  Aunque existen diferentes proveedores, el artículo en particular se basa en analizar el potencial de Malrelay respecto a MailChimp; enhorabuena si a alguien le es de utilidad.

La doble validación.

Hay cosas muy obvias en esto, que está de más que lo mencione.  Sin embargo por cultura general, una lista de suscriptores no es una colección de correos electrónicos tomadas de por allí.  Es importante, contar con un gestor que garantice que las suscripciones tienen doble validación.  La primera alerta que recibirás por envío incorrecto de correos masivos, será de tu proveedor de hospedaje que te pedirá que garantices cómo obtuviste la suscripción de unas 15 cuentas de correo tomadas al azar; si cuentas con doble validación, deberás proveerle la fecha de suscripción  y el ip de doble validación, y con eso salvarás tu pellejo; si no tienes como dar esa información o te la inventas, el proveedor de dominio no se complicará peleando contra quien está más arriba de él y te dirá que no te puede dar más el servicio; que tienes 7 días para hacer un respaldo y moverte a otro hospedaje.  Tanto MailChimp como Mailrelay ofrecen la opción de doble validación; aunque en lo particular, yo preferiría un servicio que tenga los servidores hospedados en Europa y no en Estados Unidos; criterio muy particular, después de mi mala experiencia pasada.

La opción de servicio gratuito para listas pequeñas.

Los servicios de correo masivo siempre te dan una cantidad de envíos al mes de forma gratuita.

  • Como ejemplo, MailChimp te da la opción de mandar hasta una media de 7.5 correos mensuales a un total de hasta 2.000 seguidores; o sea, 15.000 por mes.
  • Mailrelay te da la opción de mandarle hasta una media de 6.25 correos a un total de 12.000 seguidores, por mes: o sea, hasta 75.000 correos por mes, con tu servicio gratuito.

Está de más decir que la oferta de Mailrelay supera a MailChimp, considerando que desde 1.000 seguidores suscritos válidos ya es considerado un potencial rentable.  Al menos, así lo dicen gurús de este tema.

Servicios de pago de valor agregado.

La pregunta de porqué pagar, está asociada con la gestión de grandes cuentas.  Tener más de 12.000 suscriptores válidos, es un potencial económico que nadie desperdiciaría, a menos que ignore el valor del mail marketing; Para nosotros en Geofumadas, el valor de un suscriptor válido equivale a 4.99 dólares; con lo que 12.000 suscriptores tendría un valor que supera los 50.000 dólares.  Con ese potencial, tiene sentido pagar por un servicio con el que bien utilizado, podría rentabilizar una iniciativa en Internet y potenciar la apertura de nuevas oportunidades.

Se paga de más, por servicios que disminuyan el riesgo de caer en listas negras por envío masivo.  Esto implica envío por SMTP y autoresponders, con lo que no se sobrepasa el límite de envío por minuto, así como la creación de túneles de venta, servicios que combinados seguro llevan a superar el límite de envío mensual.  Si a eso le agregamos la opción de segmentación de listas en función de atributos, como el país o idioma, estaríamos hablando más allá de simples listas de distribución, adopción de prácticas de geomarketing más que valiosas.

Si estás pensando en un servicio de correo masivo, sugiero le eches una mirada a Mailrelay.  En lo particular, lo prefiero porque los autoresponders son gratuitos; aunque me dejó impresionado lo que ellos llaman Smartdelivery, con lo que el envío de correos inicia por los suscriptores más activos, disminuyendo el riesgo de caer en correos no deseados o filtros de anuncios como lo hace Gmail cuando un correo es enviado de forma masiva y tiene índice bajo de lecturas.

geograficas a utm 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.