Como cambió nuestro mundo Google Earth?

Antes de existir Google Earth, quizá solo los usuarios de sistemas GIS o de algunas enciclopedias tenían una concepción realmente esférica del mundo, esto cambió diametralmente tras la llegada de esta aplicación para uso de casi cualquier usuario de Internet (Existe Virtual Earth pero no para escritiorio), es un gran juguete del grande Google, hecho para cautivar a la gente, se lo compró a Keyhole el año 2004 quien lo comercializaba como quien vende tortillas; luego Google lo integra a sus otras aplicaciones gradualmente, y actualmente lo está ofreciendo en los anuncios contextuales. Google Earth funciona mediante la tecnología llamada «stream» y con su vinculación a Google Maps, se puede ver toda la cartografía existente en esta base de datos en 2 y 3 dimensiones, también con la integración de Sketchup se puede ver los objetos tridimensionales construidos con esta herramienta.
Los archivos más simples funcionan con básicas estructuras kml (keyhole markup language), un simple xml. Cuando le dieron la opción de poder ser alimentada por los usuarios, creció como la espuma, tiene blogs aficionados y su comunidad pasa atestada de gente subiendo al sistema los lugares conocidos, la mayoría repetidos una, otra y otra vez porque nadie se dedica a borrarlos.
Es curioso que existen versiones para Windows, Mac y Linux, lo más atractivo de esta aplicación, al igual que Google maps, es que su API es disponible para quienes quieran desarrollar sobre él.
Hay muchas razones para ser tan popular, algunos lo usan por el simple hecho de conocer lugares, aparte de ser un producto de Google, también es un juguete interesante, demosle una mirada a algunas de sus atracciones:

 

1. Atrae a los curiosos
Yo conocí Google Earth, por un amigo de esos que pasan en las municipalidades navegando a ver que encuentran, y fue quien me dijo que probara «Google tierra», 🙂 me da risa porque cuando me dio el ejecutable que pesaba 7 MB, lo tomé por gentil.
Cuando la instalé y jugué un rato me di cuenta de lo qué se podría hacer con este juguete; cuando iba a viajar a Guatemala, pude encontrar la dirección específica donde iba a llegar, los restaurantes y negocios cercanos y claro, la versión 3D donde el volcán se ve impresionante.

Para los centroamericanos que poco conocen su país, aquí les va una muestra una zona del Lago de Yojoa donde cayó un meteorito hace miles de años, deberían ver como se visualiza en 3 dimensiones.

 

2. Atrae a los hackers
Para alguien que usa ArcGIS o Manifold, sabe que pegarse a Google Earth es sencillo y que el recuadro desplegado genera una imágen que es almacenada de forma local.  Fue así como un día pensamos, que pasaría si desplegábamos la ciudad de San Pedro Sula, Honduras, con la ortofoto a pixeles de 40 centímetros, ArcGIS se quedó colgada a los tres minutos y lanzó un mensaje más blasfemo que técnico, Manifold dejó el ratón mostrando un parpadeo extraño, como era de noche, lo dejamos trabajando… 3 horas después «vualaaa», un recuadro de 75 x 75 kilómetros con el pixel a 20 centímetros.   Claro, un par de días después ya no se podía hacer porque algún robot detectaba la descarga secuencial, pero se puede si se hace por descargas aleatorias y conviertes el stream a una imágen asociada al sessionID, así que si primero haces los cuadrantes, los exportas a un kml y configuras un ejecutable que de forma aleatoria recorra cada cuadrante, y guarde la imágen, luego solo le cortas los bordes con un simple Picture Manager y le creas un archivo de georeferencia del kml original … si señor, para ese mundo de los cartograckers, Google es sumamente atractivo.

3. Es genial para creativos
Pero no solo se pueden hacer cosas locas, también se pueden subir fotografías, lo hace National Geographics, y si lo quieres hacer, con Panoramio, puedes tener lo mejor de tus fotos georeferenciadas, tal fue el atractivo de este desarrollo que Google lo compró en Junio de 2007.   Hay otros sitios que han hecho cosas similares, como el de los paisajes bíblicos o aplicaciones de bienes y raíces.

Para terminar de morise, la nueva versión de Picasa ya trae esta funcionalidad y ahora también lo hace Youtube.

4. También es un juguete de grandes negocios.
Anteriorme dijimos que Keyhole cobraba por el acceso, Google dejó esto gratuito, así como el buscador y le agregó una versión pagada que tiene unos juguetes extra como vincularlo a archivos GPS y unos confites más, pero para la visión de nuestros amigos de Google sabemos que no esperan amasar millones de esa versión plus, a menos que realmente haya detrás un negocio tan redondo como el mismo mundo.

¿Donde esta el negocio?

Hay algunas cosas patrocinadas, como los datos de National Geográphics, el Instituto Americano de Arquitetos y otros, pero esos parecen más bien aportes altruistas de Google; así que ¿donde está el negocio?
Uno de los trucos subliminales del negocio dirigido a los originales usuarios de cartografía es las imágenes satelitales o las imágenes ortorectificadas:  En este sentido, al encender la capa de «Cobertura Digital Globe» Google realmente se convierte en un catálogo de los más grandes proveedores de imágenes satelitales, cuyos productos no valen veinte centavos, así que no es muy diferente al buscador, en tanto ves una zona de tu interés hay una respuesta a la pregunta cómo obtener esa imagen, haces click y entonces puedes ver la calidad, fecha, porcentaje de nubosidad y por supuesto quien la vende.

Es muy probable que GoogleEarth cambie muchas formas de manejar los datos espaciales, casi cualquier aplicación GIS actualmente puede desplegar su data y existe una gran cantidad de mashups y plugins desarrollándose sobre su API, a tal grado que desde el lado de Microsoft o Yahoo no se ven iniciativas por hacerle competencia.

¿Y a ti, te cambió el mundo GoogleEarth?

5 Replies to “Como cambió nuestro mundo Google Earth?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.